domingo, 5 de febrero de 2017

SEIZA Y KIZA

Kiza (arriba), seiza (abajo)


SEIZA


Es la forma tradicional japonesa de sentarse en el suelo. Con las piernas totalmente flexionadas, sentado sobre los talones, el dorso de los pies se apoya en el suelo, colocando los dedos gordos de los pies uno sobre el otro o bien uno junto al otro. Nunca se debe colocar un pie encima del otro. Los hombres deben mantener las rodillas a aproximadamente un puño de distancia la una de la otra mientras que las mujeres las colocarán lo más juntas posible. Las caderas deben estar firmes, estirando verticalmente el busto y la columna vertebral. El pecho y los hombros tienen que estar relajados, localizando la energía en el abdomen (Tanden).

Las manos, con los dedos juntos y las palmas ligeramente ahuecadas, se colocarán sobre los muslos formando un ligero ángulo hacia dentro. Posicionando el ángulo de las manos correctamente, el dedo índice debe apuntar hacia un lugar que se encuentra en medio de las rodillas.

Esto debería hacerse sin ningún esfuerzo y teniendo cuidado de no abrir demasiado hacia el exterior los codos ni de apretarlos demasiado al cuerpo. La boca tiene que estar cerrada, fijando la mirada, siguiendo el eje de la nariz, en un punto a aproximadamente 2 metros enfrente de nosotros.

 
 
 
 
KIZA
 
 
Kiza es el término utilizado para la postura en la cual el arquero se sienta sobre los talones con los dedos flexionados apoyados en el suelo (el dorso de los pies no se apoya).
 
Cuando no se lleva ningún objeto, ambas rodillas contactan con el suelo. Cuando en esta posición se lleva algún objeto, “se activa” la rodilla (Ikasu) del lado donde se sujeta el objeto principal (con un arco y flechas, el objeto principal es el arco).
 
Activar la rodilla no quiere decir simplemente levantar la rodilla. Cuando se activa la rodilla el ángulo de la parte superior del muslo debería de mantenerse en una posición de aprox. 45 grados con respecto al tronco y el espacio entre la rótula y el suelo debería ser del espesor de la palma de una mano.
 
El objeto sujetado se considera parte integrante del cuerpo y por esta razón, en el momento en que el objeto “se activa” se utiliza el término Ikasu.
 
Para mantener esta postura es necesario colocar bien los dedos de los pies por debajo del cuerpo, intentando apretar los talones entre sí.
 
 
 
Kiza
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada