jueves, 1 de diciembre de 2016

CAMINAR


 

Cuando se camina se debería prestar atención a cómo se utiliza la mirada (Mezukai). No se debería permitir que el torso (Dōzukuri) se descomponga, ni que las rodillas estén demasiado dobladas. No se debería enseñar las plantas de los pies, y el movimiento de las piernas debería ser dirigido desde las caderas. Al caminar, el busto se mantiene erecto y la marcha se sincroniza con la respiración(Ikiai), deslizándose hacia delante sin bambolearse.

Es recomendable que los hombres cubran una distancia de dos metros con tres pasos y medio, y que las mujeres cubran la misma distancia en cuatro pasos y medio. Estos pasos recomendados pueden variar según la constitución física de cada persona.

Caminando en la posición de llevar el arco (Toriyumi no Shisei), la punta del arco (Urahazu) debería mantenerse a unos 10 cm. del suelo.

No hay que andar sólo con los dedos de los pies, sino caminar con el movimiento centrado en las plantas de los pies (Tsuchifumazu) donde los talones no deberían separarse del suelo.

La pierna trasera no debería ser arrastrada por la acción de la pierna delantera. Al contrario, la pierna trasera debería participar activamente guiando hacia delante el movimiento.

 

 
 
Al caminar desde la línea de base (Honza) hasta la línea de tiro (Shai) es importante que el movimiento de cada paso vaya en correlación con la respiración, de manera que la armonía de la respiración (Ikiai) guíe los movimientos y que la concentración de la energía espiritual (Kiai) conecte los movimientos con la diana.

Al caminar desde la línea de base (Honza) hasta la línea de tiro (Shai), el primer paso debería ser algo más largo de lo normal. Los pasos siguientes de longitud normal. Retrocediendo a la línea de base (Honza) desde la línea de tiro (Shai), el primer paso debería de ser algo más corto de lo normal, y los siguientes de la largura normal. Al moverse hacia delante, el primer paso más largo ayuda a enfocar la energía espiritual (Kiai) y al moverse hacia atrás, el paso más corto evita descomponer la postura.
 

 
 
Giro estando parado de pie

Para cambiar de dirección estando parado de pie, primero hay que centrar la atención en la dirección del giro y mientras giran las caderas, poner el pie del lado del giro en ángulo recto, formando una T con el otro pie. A continuación, este pie girará hasta quedar paralelo al otro pie.

 
Girar mientras se camina

Cuando se realiza un giro a la derecha mientras se camina, el movimiento comienza poniendo el peso sobre el pie izquierdo y entonces, con un pequeño paso, el pie derecho gira hacia la derecha 90º formando ambos pies una L, continuando con un paso normal del pie izquierdo. Cuando se gira hacia la izquierda, se sigue el mismo proceso a la inversa.

Cuando se hace un giro, parado de pie o caminando, éste debe realizarse siguiendo el movimiento de las caderas. Durante los giros, se debe poner especial atención en no dar la espalda al Kamiza del Dojo.





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario