sábado, 26 de noviembre de 2016

2 - DOZUKURI - FORMACIÓN DEL TORSO




Tomando la fase de colocación de los pies (Ashibumi) como fundamento, la parte superior del cuerpo se coloca correctamente y en calma sobre el extremo superior de las piernas, con las caderas dispuestas firmemente y los hombros asentados en el cuerpo. La columna y la nuca están estiradas y rectas, y el centro de gravedad de todo el cuerpo está situado en las caderas. Mediante este movimiento la energía espiritual se asienta en la zona abdominal (Tanden). También en este momento la punta inferior del arco (Motohazu) se pone en la rótula izquierda, y la mano derecha se pone en la cadera derecha.




La importancia de esta disposición es la de preparar el equilibrio de todo el cuerpo, que forma junto con la respiración una postura relajada y concentrada que se extiende en el plano vertical hacia el “cielo” y hacia la “tierra” mirando abajo, y libremente se extiende a izquierda y derecha en el plano horizontal.

La calma y la concentración con que se da forma al torso (Dōzukuri) establecen el fundamento que determina la calidad del tiro en las fases subsiguientes. También el establecimiento del torso (Dōzukuri) pone las bases que determinan la calidad del tiro en las fases siguientes. Exteriormente y a simple vista, Dōzukuri parece más bien simple e insignificante, pero interiormente es extremadamente complejo e importante para el tiro.
Sujetando el arco con el quinto nudo interior (Uwanaribushi) situado en el centro del cuerpo La punta inferior del arco (Motohazu) se coloca encima de la rótula de la rodilla izquierda.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada