lunes, 14 de diciembre de 2015

Chuang Tzú. La necesidad de vencer .





Cuando un arquero dispara porque sí, está en posesión de toda su habilidad. Si está disparando por ganar una hebilla de bronce, ya está nervioso. Si el premio es de oro, se ciega o ve dos blancos... ¡Ha perdido la cabeza! Su habilidad no ha variado. Pero el premio lo divide. Está preocupado. Piensa más en vencer que en disparar... Y la necesidad de ganar le quita poder.
 
El camino de Chuang Tzú - Thomas Merton
 
 
 
 
 


Onuma, Hidearu. (Kyudo, The essence and practice of Japanese Archery)

 
 
 





The say that technique is the stairway to the spiritual level. Before you can know what true kyudo is, you must first the experience of knowing that every time you shoot you will not miss the target. This in itself is not kyudo, but is a necessary step.

 
Traducción: Dicen que la técnica es la escalera al nivel espiritual. Antes de saber qué es el verdadero kyudo, se ha de tener la experiencia de saber que  no fallarás el mato cada vez que tiras. Esto en sí mismo no es kyudo, pero es un paso necesario.





domingo, 13 de diciembre de 2015

LA POSTURA (Las lecciones de Dürkheim. Jacques Castermane. Ediciones Luciérnaga. Barcelona. 1988.)




Para muchos, la gran pregunta es: ¿cómo eliminar los pensamientos, las imagenes? Se puede superar la distracción con la concentración en otra cosa. Creo, en verdad, que, en la medida en que nos esforzamos por conseguir una buena actitud, tenemos bastante que hacer. Y creo también que esto es siempre necesario. Ante todo, hay que ponerse en orden, es decir, en el orden que nos vuelve capaces de realizar la transparencia que buscamos. Hay tres cosas que considerar:

1. Que la postura dependa del centro de gravedad.

2. Liberar la respiración de esa tendencia a hacerla demasiado alta y demasiado superficialmente.

3. Buscar el equilibrio entre tensión y distensión, lo que tiene inmensa incidencia en la ubicación del punto de gravedad y en la respiración.

Si ante todo controlamos la postura, todo lo que se refiere a la vertical, la tensión justa la relajación de la cabeza a los pies y sí por último, controlamos la respiración... ¡tenemos bastante que hacer!
 
Esta concentración en un objeto comienza, después de un cierto tiempo, a concentrarse sobre nosotros, por así decirlo. Es entonces cuando la respiración, que era el objeto de nuestra atención, se convierte en sujeto ¡ y nos sentimos respirados por la respiración!